Porquerías

En manos de cobardes nos encontramos
cuando en Alemania más de 11000 niños (si, si, once mil) se han intoxicado con fresas provenientes de China. ¿Qué está pasando para que seamos víctimas de falsas acusaciones a  nuestros deliciosos pepinos y, sin embargo, salten las alarmas sanitarias y sean apagadas con el silencio más sospechoso en otros casos?. Pienso que no les debemos nada y en cualquier caso no hay interés más caro que la salud de nuestros hijos.

Estamos destinados a frenar, a disminuir el ritmo. Tendremos que volver a comprar como se ha hecho toda la vida, mirando de dónde proceden tales tomates o qué tipo de roca traen pegada cuales percebes,  para saber si son gallegos o marroquíes; o encontrar unos puerros pequeños e irregulares que presumen de huerto cercano en una caja de fruta atada con pulpos al asiento de una Mobilette. Por el bien de los nuestros, no nos queda otra.

Nuestra lucha debe comenzar por exigir un etiquetado exhaustivo sobre el origen y composición de todos los alimentos, elaborados o no. Me estremezco al pensar que los calamares al ajillo que voy a comer hoy están aromatizados con unos ajos de sabe Dios dónde. Nuestras garantías sanitarias son de las más exigentes del mundo y hasta este punto hemos llegado haciendo un gran esfuerzo económico y de organización en cada una de las empresas de alimentación. A esto se le llama, sencillamente, CALIDAD.

Estudios recientes nos informan de la pésima calidad de muchos aceites de oliva virgen extra que inundan las estanterías de los supermercados. Se han realizado catas y encontrado que la mayoría de estos aceites no dan la talla.  Pueden decir que los productos disminuyen de calidad en el almacenaje, por la temperatura y la luz. Yo desconfío. Un valiente amigo ha decidido crear una marca de AOVE para la  exportación y se ha puesto en manos de una empresa de análisis sensorial para analizar las siete muestras que aportaron los fabricantes por él elegidos. Sólo aceptaron una como AOVE de calidad garantizada. Del resto, dos muestras eran catalogadas como virgen extra de mala calidad, otras dos también eran virgen extra, pero de peor calidad, aún con trazas de sólidos de aceitunas. La decepción viene cuando el resultado de una de las muestras era un aceite de oliva desodorizado, tratado con productos químicos para eliminar impurezas. Eso es ilegal y,  lo que es peor,  un engaño, una trampa. Y una pena.

Siempre estamos esperando que alguien venga a salvarnos, intentando culpar a los demás de nuestras desgracias. Ese no es el camino. El camino es la responsabilidad. Si queremos vivir de nuestros recursos, tenemos que hacer justo lo contrario que esta pandilla de malnacidos.

Para terminar, me gustaría apagar la rabia con un gustoso consejo culinario, claro. Prueben a hacer un gazpacho de pepino sustituyendo los tomates de un gazpacho clásico por pepinos españoles, por favor, y añadan un poco de yogur natural. Le dará un textura y una acidez perfecta.

¡¡Salud!!

Anuncios

3 pensamientos en “Porquerías

  1. ¡Con lo sencillo que es decir la verdad! Lo malo es el egoísmo y la codicia, que se alían para mentir, traicionar… Esta receta, Marcos, es sencilla: DECIR LA VERDAD. (Probaré lo que me dices del gazpacho con pepinos…). Muchas gracias.

  2. Que razón tienes, hombre. Hace más de un año y medio resulta que los pepinos españoles eran malos malísimos a causa del E.Coli. Claro que todo era una burda campaña orquestada por los lobbys de presión que atacan a las zonas productoras españolas. Los procesos de trazabilidad en nuestro país hacen imposible que el caso del E.Coli fuera originado por nuestros agricultores. Pero como la ignorancia en temas agrícolas es infinita, fácilmente se engañó a la opinión pública de toda Europa. Después se demostró que el E.Coli venía de soja importada de China, pero ya el tema se durmió y se apagó … ¿por qué sería?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s