Higos y brevas. Publicado en Viva Jaén (10/07/2015).

00883La breva es la primera de las dos cosechas de la higuera, un árbol bífero o refloreciente que nos ofrece su segundo fruto, el higo, en los últimos meses del verano.

Aunque sea más una flor que una fruta, el higo es el fruto más mencionado en la Biblia. Contiene diminutas flores dentro del fruto carnoso, que en realidad es la base floral hinchada. Estas florecillas femeninas interiores se desarrollan formando pequeños frutos secos que crujen como semillas. El higo es una versión al revés de la fresa: en lugar de sostener los auténticos frutos, o aquenios, los envuelve.

Además de sus buenas propiedades para la salud por contener compuestos fenólicos antioxidantes y una cantidad muy alta de calcio como para tratarse de un fruto, poseen un agradable sabor floral con suaves aportes ácidos picantes y una textura, la que le confieren los frutos secos interiores, que los convierten en un manjar para cualquier ocasión, bien en un postre, bien en un plato salado.

La mayor parte de la cosecha mundial se destina para la producción de higo seco. Este se utiliza en infinidad de postres, confituras, acompañados de frutos secos o chocolate. Poseen un sabor que adquiere un equilibrio entre su acidez y su dulzura consiguiendo, en ocasiones, un aroma de fermentación que recuerda a los maravillosos vinos de Jerez.

file0002046640745Si optamos por consumirlos frescos, tanto las brevas como los higos nos ofrecen posibilidades muy dignas y golosas. Podemos sustituir el melón por nuestros protagonistas acompañando al jamón, ya que los aromas florales, su sabor suave y afrutado y la textura de los frutos secos de su interior, pueden mejorar aquélla acertada combinación. Si los mezclamos en una ensalada, por ejemplo, junto con unos trozos de queso de cabra, que pueden ir a la plancha, unas hojas de menta picadas y buen chorreón de vinagre de Jerez vamos a conseguir unos contrastes deliciosos entre el picante y los frutos secos del queso, la melosidad del higo y la frescura de las hojas de menta. Aunque tampoco es mala idea ofrecerlos como postre acompañados de frambuesas, ya que los higos quizás recuerden a una fina mermelada de estos frutillos rojos. Y para terminar pueden conseguir un buen remate a una gran comida acompañándolos de queso azúl y vino de Oporto a su temperatura adecuada.

¡Salud!

Anuncios

2 pensamientos en “Higos y brevas. Publicado en Viva Jaén (10/07/2015).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s